Hermanos Murillo Montaño traen el deporte en la sangre

Hermanos Murillo Montaño traen el deporte en la sangre

Publicado: Jueves, 09 Noviembre 2017 Escrito por José Francisco Arredondo

HERMOSILLO, Sonora (José Francisco Arredondo/BIP).- Los hermosillenses Kevin, Irving y Brandon tienen todo a favor para triunfar en el deporte profesional: El talento, el respaldo de su madre Kenya y los genes de su abuelo Derrel Thomas, campeón de la Serie Mundial de 1981 con Dodgers de Los Ángeles.

 

No es ningún secreto, detrás de cada deportista profesional se encuentra el apoyo y las ilusiones compartidas por toda su familia, tal es el caso de los hermanos Murillo Montaño, todos deportistas en distintos equipos sonorenses.

 

Dentro del ámbito sonorense, es común escuchar el caso de los hermanos Kevin y Erick Cerda, gimnasta y futbolista profesional, respectivamente; de igual forma a los consanguíneos Alán y Abdiel Villalobos, los dos integrantes de la selección nacional de handball; y las halterófilas Cinthya y Patricia Domínguez, ambas seleccionadas mexicanas.

 

Pero, a diferencia de estos últimos ejemplos, los hermanos Kevin, Irving y Brandon Murillo Montaño se caracterizan por ser una tercia de jóvenes deportistas que empiezan a despuntar en su carrera profesional de forma respectiva en el beisbol, futbol rápido y futbol asociación.

 

Tanta pasión por el deporte no es mera coincidencia, dentro del árbol genealógico de esta familia hace presencia el nombre de Derrel Thomas, abuelo de los muchachos, quien en su juventud fue beisbolista profesional de Grandes Ligas.

 

El pelotero militó por gran cantidad de novenas, pero resulta conveniente destacar su paso por México donde fue campeón con Yaquis de Ciudad Obregón en la temporada 1972-73 y posteriormente, se hizo del título de la Serie Mundial de 1981 con Dodgers de Los Ángeles.

 

“Yo no quería saber nada del beisbol porque soy hija de beisbolista, mi papá se llama Derrel Thomas, jugó profesional con Dodgers en la época de la ‘Fernandomanía’ y no quería saber nada (del beisbol) porque nunca tuvimos relación, hasta ahora”, se sinceró Kenya Montaño.

 

En ningún momento Kenya pensó ver a sus hijos en el profesionalismo, así como ninguno de ellos dimensionó que llegarían a defender los distintos uniformes de los equipos hermosillenses.

 

Con el antecedente ganador de su abuelo, Kevin (Diablos Rojos de México), Irving (Soles de Sonora) y Brandon (Cimarrones de Sonora Liga Premier) se aventuran en el deporte con la firme intención de seguir el legado deportivo cuyas bases ya se encuentran dentro de su familia.

 

Brandon Andrés Murillo Montaño

 

Edad y lugar de nacimiento:

18 años; Hermosillo, Sonora

Equipo al que es aficionado:

Club América

Comida favorita:

Ensaladas

Pasatiempo favorito:

Salir con amigos y dedicar tiempo a la familia

Profesión que le gustaría ejercer:

Fisioterapia

 

A pesar del antecedente beisbolero, Brandon siempre tuvo el gusto por el balompié, hecho que demostró cuando desde muy chico empezó a patear el balón como hobby, sin imaginar que pronto le empezarían a nacer nuevas oportunidades en el mundo del futbol.

 

“Cuando nos mudamos a Los Naranjos, yo me iba a la cancha de enfrente a patear el balón, estaba muy chiquito, no sabía nada, fue ahí cuando me vio Jesús Alfredo Camacho, me invitó al primer equipo y fue el que me entrenó ahí en Los Naranjos”, rememoró.

 

Los primeros pasos de Brandon Andrés fueron defendiendo el marco de su equipo y así llegó hasta el 2010, cuando recibió la primera oportunidad de disputar una Copa Chivas y un torneo Estatal en Nogales donde se hicieron del tercer puesto.

 

Tras triunfar en categorías menores, intentó probar suerte en las visorias, donde después de dos intentos infructuosos, en la última, que se realizó hace siete meses, logró llenar los ojos de Cimarrones de Sonora y Xolos de Hermosillo, finalmente Brandon se decantó por el proyecto de los “Cornudos”.

 

“Hablé mucho con mi hermano Kevin, porque tenía mucho apoyo con él y por estar aquí el primer equipo se me hizo fácil ir (a Cimarrones), además, el ‘profe’ (Julio) Torúa (entrenador de porteros de Cimarrones) me dijo que tenía la oportunidad de ser titular.

 

“Cuando recién estaba en Cimarrones entrenaba de seis a diez de la mañana y por eso me tuve que salir de la escuela, era muy pesado ya que hay escuelas que no apoyan el deporte; viajaba un fin y otro no entonces me perdía como cuatro días de la semana”, explicó.

 

El Apertura 2017 ha sido contrastante para Brandon; mientras su equipo marcha como último lugar de la Serie “B” en la Liga Premier, él ha registrado buenos números al participar en diez encuentros y acumular 738 minutos.

 

Brandon Andrés se vuelve entonces uno de los claros contendientes a llegar al primer equipo de Cimarrones en un futuro próximo.

 

Irving Murillo Montaño

 

Edad y fecha de nacimiento:

19 años; Hermosillo, Sonora

Equipo al que es aficionado:

Chivas de Guadalajara

Comida favorita:

Cualquier tipo de comida

Pasatiempo favorito:

Terminar sus estudios

Profesión que le gustaría ejercer:

Policía o doctor

 

Se puede considerar a Irving como el de gusto intermedio entre beisbol y futbol; ya que si bien empezó como beisbolista, fue gracias a la influencia de un primo que optó por colgar los spikes y calzar los taquetes.

 

Dentro del juego, dio inicio a su aventura hacia el profesionalismo, instancia en la que hizo de Soles de Sonora su primer hogar, conjunto con el cual disputará su primera temporada, precisamente, la 2017-18 la Major Arena Soccer League.

 

“Fue poco a poco, en las visorias que hacen fui a probarme a los ‘try-outs’ y afortunadamente se me dio la oportunidad”, comentó sobre su llegada a Soles.

 

Aseguró que el plantel del “Comando Solar” se ve bastante fuerte y agresivo, todos caracterizados por ser un grupo unido y disciplinado listos para destacar en una liga sumamente competitiva.

 

“Espero llegar a un equipo de Primera División y sobresalir, y aunque no hemos platicado sobre jugar juntos (Kevin e Irving) si se llega a dar la oportunidad estaría muy bien cumplir ese sueño de hermanos”, añadió.

 

Sin desconcentrarse de sus obligaciones, Irving reveló que se mantiene activo en el beisbol de forma amateur, además de declararse fan de los Medias Rojas de Boston.

 

Kevin Armando Murillo Montaño

 

Aunque no pudo estar presente en la entrevista, la historia de Kevin Armando  (22 años; Hermosillo) no deja de ser menos interesante. Es el único de los tres hermanos que, de alguna forma, siguió los pasos de su abuelo y por consecuencia, solamente él ha conocido en persona a Derrel Thomas.

 

“Un día veníamos pasando por la Liga Kino, Kevin tenía 6 años, y nos dio curiosidad llegar porque había mucha gente, sin saber jugar, (Kevin) llegó, se paró y empezó a batear, lo inscribí y se quedó en el equipo de la categoría 5-6 años”, contó su progenitora.

 

Kenya Montaño expuso que su gran objetivo como madre fue apoyar a Kevin hasta conseguir que su hijo jugara en el legendario estadio “Héctor Espino”, donde, recuerda, en alguna ocasión jugó el abuelo de los muchachos.

 

Ese preciado momento llegó en la final de un torneo de El Imparcial, cuando Kevin con 12 años de edad, representó a la Liga Kino de manera digna al llevarse consigo el campeonato del ya mencionado torneo.

 

Rememoró que, a los 16 años, el mayor de los Montaño, decidió, tras una serie de pruebas, integrarse a las filas de Piratas de Campeche, motivo por el cual tuvo que abandonar la preparatoria.

 

“Hizo una temporada en Campeche y después se regresó a Hermosillo a descansar, volvió a hacer otra temporada y después lo mandaron a la academia en Monterrey, y fue ahí donde se dio su traspaso a Diablos Rojos de México”, narró.

 

Posterior a eso, en el Draft de la Liga Mexicana del Pacífico, fue seleccionado por Naranjeros de Hermosillo con quiénes tuvo entrenamientos en Texas, para finalmente recalar en Diablos de Hermosillo, escuadra con la cual obtuvo un título de Liga Norte de Sonora y el campeonato de la Serie Campeón de Campeones.

 

En entrevista publicada en el sitio de Internet www.comunicacarmen.com.mx, el 8 de febrero de 2013, Kevin, entonces con Piratas de Campeche, platicó sobre la influencia positiva del contacto con su abuelo Derrel Thomas.

 

“No tengo prisa, sé de antemano que todavía me falta para llegar a la Liga Mexicana (de Beisbol), en nosotros los somos jóvenes existe un proceso y hay que llevarlo con un paso seguro.

 

“Siempre tengo contacto con mi abuelo, él siempre me aconseja y como gente que llegó a Grandes Ligas, lo escucho y quiero seguir sus pasos”, citó la publicación las palabras de Kevin, entonces de 18 años.

 

Respaldo materno y pequeños tributos

 

En este caso, la lejanía con el máximo exponente deportivo en la familia, su abuelo, Derrel Thomas no ha sido un impedimento para que los jóvenes le hagan pequeños tributos en su honor.

 

La campaña de la obtención de la Serie Mundial en la que participó Thomas, lo hizo con el dorsal treinta, número que también han portado Kevin y Brandon, este último al ser obligado por la federación a usar número de tres dígitos utilizó la variante de 130.

 

“Me siento muy orgullosa al verlos, no esperaba que llegaran tan lejos, siempre les digo que esto es mérito suyo, ustedes van a llegar hasta donde ustedes quieran ya que el apoyo lo tienen por todas partes”, confesó.

 

Reconoció que su objetivo como madre es seguir apoyando a sus hijos, además de señalar que si algo le hace falta a sus hijos para trascender es madurar, en el sentido que deben ser más inteligentes para aprovechar las oportunidades que se les van presentando en su vida.