De Panterita a Pantera

De Panterita a Pantera

Publicado: Jueves, 17 Agosto 2017 Escrito por Jesús Ibarra

COLUMNA: La Ciencia Dulce

 

Jesús Ibarra

 

Luis Nery recuperó para México el título gallo versión CMB la madrugada del martes en Japón de manera contundente ante el veterano Shinsuke Yamanaka para traer de regreso éste cinturón por primera vez desde que Fernando Montiel lo perdió, con una fractura de cráneo incluida, por fulminante KO ante Nonito Donaire el 19 de febrero de 2011.

De hecho Montiel había sido el último boxeador mexicano varón en conquistar este campeonato en Japón cuando noqueó en cuatro asaltos al entonces monarca Hozumi Hasegawa el 30 de abril de 2010.

Nery, apodado “Pantera”, hizo lo que mejor sabe hacer: stalkear a la presa como felino hambriento y acertar la dura mano izquierda que posee sobre la cabeza de Yamanaka (27-1-2, 19 KO’s) hasta doblegarlo por acumulación de castigo y dolor.

El nuevo campeón oriundo de Tijuana no lució impecable y paciente, pero sí lo suficientemente poderoso en esta división para borrar del ring a uno de los campeones de mayor reinado en todo el boxeo y sin dejar margen para dudas.

Nery se descompuso bastante en las combinaciones letales en busca del nocaut, sobre todo a partir del tercer golpe en cada andanada bajando ambas manos y exponiendo la quijada de manera innecesaria, pero Yamanaka, de 34 años, estaba tan lastimado que ya no tenía capacidad de respuesta para aprovechar las aperturas en la guardia del mexicano.

Yamanaka tenía en su currículo doce defensas consecutivas del título antes de enfrentar al "Pantera", de las cuales cinco eran triunfos ante peleadores mexicanos.

Esta coronación realmente representa la maduración de Nery (23-0-0, 18 KO’s) como una atracción para la televisión mexicana, sin embargo sus promotores ahora van a batallar para encontrar una serie de peleas lucrativas dentro de las 118 libras debido a que ningún clasificado del CMB y de la revista The Ring posee gran poder de imán para la taquilla y el rating televisivo.

Bajo este escenario surgen dos probables rivales de alto riesgo para Nery, uno de ellos es el dominicano Juan Carlos Payano (No. 7, CMB y No. 2, The Ring). El otro es el puertorriqueño Emmanuel Rodríguez (16-0-0, ), un desconocido peleador para la afición en México y Estados Unidos, pero con un historial interesante como medallista de plata en el Campeonato Mundial Juvenil de 2010 y está clasificado además por la AMB en octavo lugar dentro de la división, es el primero de la FIB, décimo por The Ring y onceavo por la OMB.

Rodríguez no participó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 porque sufrió un accidente carretero, donde resultó con quemaduras de segundo grado en el 66% de su cuerpo y con daños de gravedad en ambos pulmones, pero se ha recuperado por completo y esta historia añadiría el drama necesario en los medios para concertar un hipotético enfrentamiento.

El comodín en este escenario para Nery sería el veterano ex campeón interino supermosca de la AMB Liborio Solís (25-5-1, KO’s), aunque luce remota la posibilidad ya que no está clasificado por el CMB en la actualidad.

Otro logro que vale la pena mencionar por el valor histórico es que la victoria en Japón convirtió a Nery además en el nuevo campeón lineal de la división al adjudicarse el cinturón The Ring.

Sólo hay ocho campeones reinantes con esta distinción en todo el boxeo y Nery es el segundo mexicano en lograrlo en esta era, el otro es Saúl ‘Canelo’ Álvarez en peso medio.

Como campeón dual CMB-The Ring, “Pantera” tiene un brillante futuro por delante al ser el monarca más joven de la división sobre sus rivales con título: Zhanat Zhakiyanov (AMB, 33 años), Zolani Tete (OMB, 29 años) y Ryan Burnett (FIB, 25 años).

Su futuro como monarca y astro emergente está apuntalado además por el hecho de que apoya el programa de la Agencia Voluntaria Mundial Contra el Dopaje (VADA, por sus siglas en inglés), al registrarse para participar en pruebas antidoping en cada pelea por título que realice de ahora en adelante, en un esfuerzo por limpiar el deporte de este fantasma que amenaza con derrumbarlo.

Sólo los errores que comete Nery cuando agrede de manera desesperada a sus rivales y una mala concertación de peleas parecieran interponerse en el camino de este zurdo, que en ocasiones luce destellante en el ring y en otras como un asesino paciente.

 

Analista de boxeo para Grada Norte

* En el siglo 18 el boxeo era llamado la ‘Ciencia Dulce’, gracias a la obra Boxiana (1813-1828) del periodista británico Pierce Egan.

Twitter: @morpheus_mx1