El ‘Tri’, con Osorio, no es mejor equipo

El ‘Tri’, con Osorio, no es mejor equipo

Publicado: Jueves, 29 Junio 2017 Escrito por José Luis Sibaja

 

COLUMNA: Grada Norte

 

José Luis Sibaja

HERMOSILLO, Sonora (BIP).- Para iniciar un análisis si Juan Carlos Osorio debe mantenerse como director técnico de la Selección Mexicana de futbol, primero se deben responder varias preguntas. El “Tri”, ¿es un mejor equipo que en los anteriores procesos?, ¿se ha crecido futbolísticamente con él en el banquillo?, ¿mejorará el nivel competitivo en un año?

La respuesta a las tres preguntas, es: No. Pongamos una burda comparación, es como en una relación sentimental, si de la pareja no se ha aprendido nada, ni ha hecho una mejor persona a la otra parte, lo mejor es decir adiós, porque lo ideal es que crezcan juntos. Para traducir esta analogía, el “Tri”, con Osorio como técnico, no es un mejor equipo que anteriores selecciones.

Es cierto, desde octubre 2015, cuando Osorio tomó el mando del conjunto mexicano, los números le favorecen (quizá engañosamente): Veinte victorias, cinco empates y tres derrotas (0-7, ante Chile; 1-2, con Croacia; y 1-4 frente a Alemania); y es líder del hexagonal eliminatorio para la Copa del Mundo Rusia 2018.

Pero en el análisis frío: En el fondo (estancamiento y/o conformismo futbolístico) y las formas (rotaciones, improvisaciones e inventos de parados tácticos), Osorio no le ha ayudado en nada a la Selección Mexicana, su gestión no le han servido, no ha hecho al “Tri” un mejor equipo.

Pero hay que ser justos, no toda la culpa la tiene el estratega colombiano, al que sí hay que reconocerle como un técnico estudioso y preparado en términos futbolísticos, ya que la culpa de la crónica mediocridad del futbol mexicano es compartida con jugadores y directivos.

La actual Selección Mexicana de futbol sí cuenta con jugadores de gran talento, pero para ser honestos, aparte de Rafael Márquez, ¿quiénes serán recordados como los mejores en sus respectivas posiciones en la historia del futbol mexicano?

No solo nos fijemos en la calidad técnica, también hablemos del aspecto mental, la personalidad y el liderazgo, elementos que van de la mano para convertir a un jugador “bueno” en uno “muy bueno”, y ésta mal llamada mejor generación de futbolistas mexicanos carece de esos ingredientes.

Más allá de Rafael Márquez, cuya brillante carrera está llegando a su fin, ¿qué otro jugador tiene la jerarquía para “pegar el grito en la cancha” para despertar a un equipo que fue goleado por Chile el año pasado, que fue exhibido por la débil Nueva Zelanda, que fue superado con cierta facilidad por una selección alternativa de Alemania?

De las “brillantes generaciones de futbolistas mexicanos que han dado títulos y llegado a finales en campeonatos mundiales de categorías menores, muy pocos están llegando a la selección mayor, y los que lo han hecho, no todos maduraron y respondieron a las expectativas creadas en ellos desde niños.

¿Giovani dos Santos, Héctor Moreno, Carlos Vela? Seamos honestos, en otras generaciones, con menos talento hay mejores futbolistas que ellos. Los jugadores campeones del mundo Sub 17 de 2005 y 2011 se perdieron, no hay forma de recuperarlos, y si a eso se suma el crecimiento de extranjeros en el futbol mexicano, los futbolistas que cambiarán la historia del “Tri” llegarán a cuenta gotas en el futuro.

Pero volviendo al hoy, el “Tri” jugará el partido por el tercer lugar de la Copa Confederaciones ante Portugal el domingo, luego debe conquistar la Copa Oro y está obligada a calificar a la Copa del Mundo Rusia 2018 como líder del hexagonal.

Qué pasará de aquí a la cita mundialista es difícil saberlo y aunque lo más probable es que Osorio continúe en el banquillo, al finalizar su gestión, casi podría asegurarlo, poco o nada crecerá el futbol mexicano. El tiempo se habrá detenido para el “Tri” otro ciclo mundialista.

 

Veinte años de experiencia en periodismo deportivo. Cobertura de eventos internacionales.

 

Twitter: @jlsibaja