PacMan vs el Avispón Verde ... y Rocky

PacMan vs el Avispón Verde ... y Rocky

Publicado: Martes, 11 Abril 2017 Escrito por Jesús Ibarra

Propio de la historia de Rocky escrita por Sylvester Stallone hace 42 años, Jeff Horn recibió de manera inesperada la oportunidad de su vida con los momios 1-40 en su contra: enfrentar a Manny Pacquiao por el título OMB de peso welter.

Horn (16-0-1, 12 KO’s) es un desconocido pugilista australiano que compitió en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y ha dedicado parte de su tiempo en años recientes a dar clases de boxeo a niños y mujeres en un gimnasio de Brisbane.

Apodado el “Avispón Verde”, debido al parecido de su apellido con la palabra hornet,  Horn llegará clasificado al duelo como el retador número dos de la OMB y fuertemente apoyado por sus promotores y el gobierno estatal para alojar la pelea, que se realizará el próximo 2 de julio en el Suncorp Stadium de Brisbane, con capacidad para 52 mil 500 asistentes.

Ante Pacquiao (59-6-1, 38 KO’s) llega claramente con la etiqueta del desfavorecido carente de méritos y logros para enfrentar a una leyenda viviente que ha ganado 11 títulos mundiales en ocho divisiones de peso (único en la historia) a lo largo de 20 años de carrera y 67 peleas profesionales, acumulando una fortuna de entre 250 y 300 millones de dólares.

Sin embargo, Horn llega a sus 29 años invicto, hambriento por una oportunidad como esta y en plenitud de facultades ante un Pacquiao devaluado en el plano comercial y en el mercado de pago por evento para la televisión de Estados Unidos.

Este combate representa un regreso al plan original de Bob Arum (Top Rank) y de 180 grados para el manager del “PacMan”, Michael Koncz, éste último había operado en contra de Arum para concertar una megapelea en Dubai, Emiratos Árabes Unidos contra el británico pakistaní Amir Khan por el cinturón OMB con una bolsa de 38 millones de dólares.

La pelea como tal se derrumbó a mediados de marzo al confirmarse que no había interés por parte de HBO para esa pelea, pactada presuntamente para el 20 de abril, y tampoco había tal cantidad por ese pleito entre un filipino protestante y un inglés musulmán.

Pero, ¿Qué ha hecho el Rocky australiano para recibir esta oportunidad?, básicamente sus resultados de 2016 lo tienen en esta posición al detener al duro golpeador excampeón mundial Randall Bailey, noquear al poseedor de una versión continental del título FIB, Rico Mueller, y vencer por nocaut técnico al durable veterano excontendiente mundial Ali Funeka.

En verdad se trata de un prolongado tour internacional de despedida para Pacquiao, quien a los 38 años mantiene la calidad suficiente para mantenerse cerca de la cima de su división pero está excluido de los principales rankings Libra Por Libra.

Pacquiao vs Horn debería terminar en una clara victoria para el senador filipino, quien finalmente aceptó el pleito porque el Senado de su país entra en receso durante la etapa promocional y el combate, además del bajo riesgo que representa el australiano.

La pelea, promovida en Brisbane como la “más grande en la historia de Australia”, se prevé que se lleve a cabo en un estadio a techo abierto alrededor del mediodía o en las primeras horas de la tarde del domingo 2 de julio, para que coincida con el horario estelar de sábado por la noche en Estados Unidos.

A pesar de que Brisbane tiene un clima subtropical, julio está justo a la mitad del invierno en el hemisferio sur, por lo que las temperaturas deberían estar alrededor de los 20 grados centígrados.

Alta tecnología

Contemplar a Vasyl Lomachenko (8-1-0, 6 KO’s) pelear es ver a un auténtico científico dulce del ring en pleno ascenso.

Fue pasmosa la amplia facilidad con la cual domó al puertorriqueño Jason Sosa (20-2-4, 15 KO’s) la noche del pasado sábado mientras defendía su título OMB supermosca.

“High Tech”, como le apodan está en otra liga dentro de su división a pesar de que sólo tiene siete peleas como profesional. Hay que recordar que Lomachenko es considerado el más grande peleador amateur de Europa del Este al compilar marca de 396-0-1 y ganar múltiples títulos mundiales y medallas olímpicas previo a su debut en 2014 contra el sonorense Orlando “Cirilo” Salido.

El rápido ascenso que tiene se explica en parte por la amplia experiencia que acumuló en la serie semiprofesional de la Amateur International Boxing Association (AIBA), donde no usan caretas protectoras y los guantes son de corte profesional.

Lomachenko, de 29 años, es un peleador especial en esta generación y parece destinado a coronar su calidad con la posición número 1 de Libra Por Libra en el próximo lustro.

En este momento no tiene una sola carencia técnica, su golpeo de poder y precisión viene acompañado de su fino juego de pies (el mejor en todo el boxeo después de Román “Chocolatito” González); su única desventaja va ser cuando suba de peso a ligero y superligero, ahí se convertirá en un peleador pequeño con brazos cortos para esas divisiones.

 

Chávez vs Canelo

Faltan casi 25 días para el pleito más intrigante del año y el que todo mundo, al menos en México y en los principales mercados hispanos de Estados Unidos, quiere ver: “Canelo” Álvarez vs Chávez Jr.

Hasta ahora el único parámetro que existe para comparar a ambos es el argentino Luciano Leonel Cuello, quien enfrentó a los mexicanos en peso súperwelter.

Chávez Jr. batalló protagonizando una pelea sangrienta ante Cuello en marzo de 2009 para derrotarlo en una cerrada decisión unánime (96-95, 96-94 y 97-93) en la Plaza de Toros de Tijuana, BC.

Por su parte, Álvarez lució dominante y poderoso al noquear al argentino en seis rounds el 10 de julio de 2010, pero en un ring anormalmente pequeño en la arena VFG de Guadalajara, Jalisco.

Cuello, quien se retiró el 30 de septiembre de 2015 y reside en España relató para el website Espabox.com parte de su experiencia al ser el único boxeador que logró enfrentar a los entonces astros en gestación:

 

ESPABOX: A Julio César Chávez Jr. lo pusiste en aprietos en su casa, ¿cómo fue ese combate?

L.C.: A Chávez Jr. lo tuve sentido en varias ocasiones. Él no quería salir al octavo asalto, estaba cortado y lo achacó a un cabezazo. El árbitro le dijo que si no salía perdía delante de 40,000 aficionados en la Plaza de Toros de Tijuana. Yo sentí que gané esa pelea, pero era en México. Además  Chávez Jr. no dio el peso. Él se subió a la báscula diez segundos y como estaba con su gente nadie vio lo que había dado. Al rato viene su entrenador y dice: “se vuelve a pesar, pero ha bebido un litro de agua”. Después me enteré de otras cosas, yo era joven, Ricardo Sánchez Atocha (promotor), por ejemplo, dio el visto bueno, pero él había arreglado a mis espaldas un acuerdo económico del que ni me enteré por el tema del peso.

 

ESPABOX: También peleaste con Saúl “Canelo” Álvarez, que te ganó antes del límite.

L.C.: “Canelo” si fue muy superior a mí, es muy explosivo. Esa pelea me dejó muy tocado al ver la superioridad que tuvo sobre mí. Canelo es mejor boxeador que Julian Williams (con quien perdió su última pelea por KO en 1).

 

Su relato es solo una parte representativa de las carreras de “Canelo” y Chávez, que ponen en disputa el orgullo nacional, una rivalidad orgánica y el título por ser el peleador mexicano mejor remunerado del boxeo, donde el ganador probablemente enfrentaría a Gennady Golovkin en 2018.


 Jesús Ibarra

 Experto en la Ciencia Dulce

 En el siglo 18 el boxeo era llamado la ‘Ciencia Dulce’, gracias a la obra Boxiana (1813-1828) del periodista británico Pierce Egan.

 Twitter: @morpheus_mx1