Estrellas estrelladas
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Estrellas estrelladas

Publicado: Domingo, 10 Julio 2016

Por: Beto Camarillo

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Se acabaron los días de la Eurocopa 2016, podremos decir que los aficionados que esperaban que Francia fuera el campeón, quedaron totalmente desilusionados ante el imprevisto resultado del partido de la final. 

 

Resulta increíble que Francia, con su constelación de estrellas, haya fracasado en su intento por ganar la Eurocopa 2016. Los Griezmann, Giroud, Pogba, Sissoko, Payet, etc. se estrellaron en la sólida defensa de Portugal, que aparte contó con un extraordinario Rui Patrício, portero de grandes facultades que paró todo lo que enviaron los galos. 

 

El partido en sí, no parecía una final, fue un encuentro soso sin la intensidad que era necesaria para obtener una copa tan importante. Los franceses -creyeron algunos-, que por ser locales y que con la pura camiseta ganarían, para su mala suerte, los sorprendieron en tiempos extras con un estupendo gol de Éder.

 

Podrá no gustar el estilo de la selección portuguesa, que desde el minuto 17 quedó disminuida al salir Cristiano Ronaldo por una artera lesión de Payet que el árbitro no registró. Aun así, supieron resistir los embates franceses hasta el término de los 90 minutos de tiempo normal.

 

Los galos tuvieron una gran aproximación de gol en los botines de nuestro conocido André-Pierre Gignac, quien con una extraordinaria jugada, tiró y el poste impidió la anotación.

 

A partir de ese momento, Francia se notó muy desconcertada, sin fuerza ni orden en sus ataques; Portugal, mientras tanto, se creció, ganó, si no merecidamente, o para gusto de algunos, anotó gol y eso fue suficiente.

 

Da alegría esta victoria, principalmente por Cristiano Ronaldo, que al salir lesionado del partido, parecía deshecho. Sin embargo, salió vendado y apoyó en todo momento a sus compañeros mostrando el liderazgo que siempre ha tenido.

 

Portugal 1, Francia 0. Au revoir, amigos franceses, qué lástima. 

 

Así llegaron galos y lusos

 

Es verdad que pocos esperaban que Francia y Portugal se enfrentaran en la final, un duelo inédito en el torneo europeo, pero ambos ganaron ese derecho al superar las semifinales.

 

Portugal dejó en el camino a Gales en un partido celebrado en Lyon, en el que se pudo observar el trabajo táctico del cuerpo técnico luso para plantear el encuentro, en el que no contaron con Pepe, uno de los mejores zagueros del mundo, aunque la defensa no desmereció ante el Gales de Gareth Bale.

 

Para el segundo tiempo, Fernando Santos, entrenador de Portugal, modificó su planteamiento inicial y atacó de inmediato a País de Gales, y pronto tuvo su recompensa, cuando Cristiano Ronaldo anotó un bello gol y a los tres minutos posteriores dio una asistencia a Nani para el segundo gol. Con esta acción, prácticamente sentenció el partido.

 

En la otra semifinal disputada en Marsella, Francia desarrolló un partido lleno de sensaciones y recuerdos tristes para los franceses que tenían ya mucho tiempo sin conocer la victoria ante Alemania, que prácticamente era su “coco” en torneos oficiales.

 

Alemania jugó sin varios jugadores titulares por tener un equipo con varios lesionados, y aunque no fue un rival fácil, Francia se puso adelante con un penal de Antoine Griezmann tras una falta cometida por Bastian Schweinsteiger; hasta ese momento, Alemania había atacado constantemente pero no tuvieron puntería.

 

En el segundo tiempo, Francia esperó su momento y éste llegó en el minuto 72, tras un grave error defensivo en donde Paul Pogba robó un balón, centró al área germana, rechazando Manuel Neuer con tan mala suerte que el balón cayó a Antoine Griezmann nuevamente y así se consumaba el 2-0 que parecía definitivo.

 

Alemania siguió luchando con todo, pero su ataque siempre se estrelló en la férrea defensiva francesa o en su gran portero Hugo Lloris. 

 

banner1 banner2 banner3